El 10% de la población mundial vive en pobreza extrema, lo que significa vivir con menos de 1,90 $ al día. El 16% de la población mundial vive en pobreza multidimensional con menos de 3,20$ al día, estas personas aunque cuentan con más ingresos tienen dificultad para acceder a bienes básicos como: agua potable, educación, saneamientos, transporte…Estos dos grupos de pobreza están en países en desarrollo de rentas bajas.  

En los países de rentas altas también hay pobreza. 

El 16% de las personas vive con menos de 5,50$ al día.  

Además, según un estudio de Naciones Unidas el trabajo no supone salir de la pobreza ya que 700 millones de trabajadores en el mundo son pobres, viven con menos de 3,20$ al día.  

El primero de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas es erradicar la pobreza en 2030. Un gran reto que con toda probabilidad no se alcanzará y más ahora que la pandemia del coronavirus ha supuesto la entrada en la pobreza de miles de personas en todo el mundo.  

La Renta Básica de Intercambio Universal es una herramienta con la que queremos contribuir al proceso de erradicación de la pobreza.  

¿Cómo funciona? 

Todas las personas en el mundo tienen a su disposición todos los meses la cantidad necesaria para no vivir en pobreza y para no caer en ella. Es una cantidad que se fija según el umbral de la pobreza que determina cada país. 

La gran particularidad de la Renta Básica de Intercambio Universal es que se recibe en una moneda electrónica llamada MIU. 

Esta moneda no puede intercambiarse por una moneda oficial, su valor se basa en la confianza que le dan las personas. 

Te permite intercambiar bienes y servicios en todo el mundo a través de tu monedero electrónico. 

Tan solo es necesario un móvil o un ordenador para acceder al monedero electrónico y disponer de tu RBIU. A partir de ese momento ya puedes empezar a intercambiar bienes y servicios. 

Las personas en situación de pobreza pueden utilizar sus MIU para acceder a bienes que ahora no pueden y que les hacen permanecer en esta situación de pobreza: alimentos, medicinas, educación… 

Además, las personas pueden ofrecer bienes y servicios y ganar MIUs, lo que favorece la actividad económica y el empoderamiento personal ya que encuentran una fuente alternativa de ingresos.  
 
Ahora ya conoces más sobre la Renta Básica de Intercambio Universal y sus beneficios, si quieres contribuir a reducir la pobreza y apoyar un sistema económico en el que todos pueden participar 
regístrate y ayuda a que el proyecto siga adelante.