ERC y CUP acuerdan estudiar una Renta básica Universal (RBU) durante el 2021, e implantarla en 2022 para una franja de edad vulnerable, y hacerla extensible a partir de 2023.

La pandemia ha agravado la situación de muchas familias en Cataluña. En el 2020 Cataluña cerró con 497.611 personas en paro, un 28,21% más que a inicios de año. Es por ello que como parte de un programa de rescate social para hacer frente a las consecuencias de la Covid ambos partidos han acordado implementar un plazo de tres años una implementación una RBU. Esta retribución la percibiría toda la población residente en Cataluña, aunque se empezaría haciendo un proyecto piloto con una o varias franjas de edad vulnerables.

¿Pero, qué es una RBU?

Es una prestación pagada periódicamente; referida al umbral de pobreza; y para todos los ciudadanos y ciudadanas, con independencia de sus condiciones personales. En Europa ya ha habido previamente un proyecto que se realizó, en Finlandia: En un experimento con 2.000 personas, que recibieron la RBU, se dedujo ausencia de efectos en materia de empleo y mejora de salud psicológica de las personas que habían intervenido.

Ingreso Mínimo Vital, Renta Garantizada de Ciudadania o Renta básica

A diferencia del Ingreso Mínimo Vital o la Renta garantizada de Ciudadanía, la renta básica universal es un ingreso que recibiría toda la población residente que se financiaría a través de una reforma fiscal que afectaría al 20% de los contribuyentes más ricos mientras que el restante 80% de la población resultaría beneficiada. Esta medida no implicaría un coste extra al erario público, ya que no requiere personal dedicado a fiscalizar si se es suficientemente pobre para percibir el Ingreso Mínimo Vital o la Renta garantizada de Ciudadanía y por lo tanto, ahorra costes.

Plan piloto implementación Renta Básica Universal

El plan piloto para implementar la RBU constará de 3 fases: en 2021 se estudiarán las opciones de aplicación de esta medida para «alguna o algunas franjas de edad»; en 2022, los partidos se comprometen a impulsar las reformas legales necesarias para poder implantarla; y en 2023 se evaluaría el impacto y funcionamiento de la medida y se plantearían propuestas para ampliarla.

Podemos estar ante una oportunidad muy interesante de hacer realidad las proclamas europeas de respeto de la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, Estado de Derecho y respeto de los Derechos Humanos. La RBU garantiza sin condiciones la seguridad material y la plena participación en la sociedad, combinada con la igualdad entre todas las personas.